Oferta de duración limitada: consigue botes GRATIS con nuestros paquetes exclusivos

Inicio > Blog > ¿Qué es el CBD?

¿Qué es el CBD?

¿Qué es el CBD?

Si trabajas en el ámbito médico, o si te gusta estar al tanto de las últimas novedades en este campo, seguramente conozcas el CBD o cannabidiol. Sin embargo, seguro que aún tienes muchas dudas acerca de este compuesto, como qué es en esencia y cómo funciona. De hecho, puede que te preguntes si es cierto que tiene beneficios para la salud, tal y como aseguran los expertos.

Cuando conozcas las respuestas a estas preguntas, entenderás el avance que supone el CBD. ¿No sabes muy bien dónde obtenerlas? ¡Nosotros las recopilamos para ti! A continuación, encontrarás una guía completa acerca del CBD y de las diferencias que lo distinguen del cannabis.

En esencia, la planta del cannabis es un centro neurálgico químico principalmente porque produce más de 400 compuestos diferentes. Muchas especies de plantas diferentes están catalogadas como cannabis. Sin embargo, no todos los elementos producidos por estas plantas son exclusivos de la marihuana. De hecho, es precisamente por esta razón por la que, a veces, la marihuana huele a limón y a pino.

De los 400 compuestos que produce el cannabis, solo 60 se consideran cannabis o cannabinoides, si preferimos usar el término técnico. En este punto, cabe señalar que no todos los cannabinoides son iguales. El CBD, o cannabidiol, es uno de estos 60 cannabinoides. Un descubrimiento reciente confirmó que el CBD presenta numerosos beneficios médicos y terapéuticos.

Al conocer los efectos y beneficios del CBD, es evidente que puede suponer una revolución inminente en la industria médica. Veamos qué es el CBD, sus efectos y los beneficios que nos augura.

¿Qué es el CBD?

El CBD se extrae de la marihuana o de las plantas de cáñamo y es uno de los cannabinoides más esenciales presentes en las plantas del cannabis. La importancia del CBD radica en que, a diferencia del THC, este no presenta efectos psicoactivos.

En otras palabras: con el CBD, no te drogarás. Tanto el THC como el CBD son cannabinoides que afectan a los receptores cerebrales. Además, ambos los produce el organismo de forma natural, por lo que forman parte del sistema endocannabinoide. Por otro lado, ambas sustancias contribuyen al mantenimiento de diversos procesos fisiológicos e interactúan con los receptores naturalmente presentes en los sistemas nervioso e inmune. Empiezas a sentir sus efectos en el momento en que el CBD interactúa con los receptores.

Se ha descubierto que, aparte de ser un compuesto distinto al THC, el CBD puede ayudar a controlar los efectos negativos del THC, como la paranoia y la ansiedad. Por ello, aquellas personas que consuman hierba con THC, podrían probar una cepa con una proporción THC/CBD adecuada, ya que, de esta forma, se mantendrán los efectos del THC tanto en el cuerpo como en la mente.

¿Por qué el CBD está adquiriendo tanto protagonismo?

Antes de adentrarnos en el mecanismo del CBD, sus efectos y demás información, es importante dar a conocer las virtudes de este potente compuesto. Desde hace bien poco, el CBD está presente en numerosas conversaciones relativas al CBD tanto en el campo de la medicina como en las aplicaciones del cannabis. Además, también puede ser un producto interesante para los consumidores recreativos. El CBD presenta unas cualidades únicas que hacen que se pueda incorporar fácilmente en la rutina diaria. De hecho, el CBD es un elemento natural que contribuye a aliviar el dolor y el estrés. Además, ayuda a aumentar los niveles de confort y relajación del cuerpo gracias a que actúa sobre la liberación de receptores en el sistema nervioso central.

Mecanismo de funcionamiento del CBD en el organismo

El CBD utiliza la amplia red de neuronas del sistema endocannabinoide para interactuar con el organismo. Este sistema está presente en todo el cuerpo y contiene numerosos receptores que se unen a los cannabinoides, es decir, el CBD se puede incorporar al flujo sanguíneo al consumirlo.

Esta unión de los receptores y los cannabinoides da lugar a una serie de interacciones químicas que notarás en el cuerpo. Es más, podemos afirmar con toda seguridad que el cuerpo humano está preparado para procesar el CBD. Al estar estrechamente vinculado a los sistemas del cuerpo, el sistema endocannabinoide ayuda a controlar los principales sistemas del organismo. Por esta razón, posiblemente notes algunos efectos derivados de la acción del CBD en el sistema endocannabinoide: alivio del dolor, regulación de las alteraciones en el estado de ánimo y estimulación del apetito.

El CBD no es perjudicial para el organismo, por lo que no tiene efectos secundarios. Sin embargo, el CBD puede ser altamente reactivo al interactuar con el sistema endocannabinoide.

La unión del CBD con los receptores del sistema endocannabinoide estimula la producción de neurotransmisores. Paralelamente, controla la inhibición o liberación de hormonas, lo que se traduce en numerosos tipos de efectos inducidos por el CBD. No obstante, el CBD reporta en su mayoría efectos beneficiosos; por ello, los científicos se afanan en descubrir los usos potenciales de este compuesto único.

Comprender los efectos del cbd en el organismo puede resultar algo complicado. Por ello, a continuación incluimos una breve descripción para tener claros los conceptos básicos.

Los efectos del cbd

El CBD presenta numerosos efectos que no se pueden vincular a la marihuana o al cáñamo. Sin embargo, todos los efectos del cbd cuentan con una sólida base médica. Numerosos estudios demuestran que el CBD tiene efectos antiinflamatorios en los seres humanos, lo que puede contribuir a proteger al organismo frente a un gran número de enfermedades.

Asimismo, se han llevado a cabo algunos estudios con vistas a determinar los efectos antipsicóticos del CBD en el cerebro. Se ha descubierto que las propiedades neuroprotectoras del CBD contribuyen a la protección, al crecimiento y al desarrollo del sistema nervioso y del cerebro.

En 2017, la OMS publicó un informe en el que se revelaba que tanto el gobierno como las autoridades médicas se muestran conformes con los beneficios del CBD y con su capacidad para curar numerosos problemas de salud.

Por su parte, se han observado algunos efectos secundarios como vómitos o fatiga tras el consumo de CBD. Sin embargo, se han realizado estudios que demuestran que estos no son atribuibles al CBD. De hecho, se deben a la interacción del CBD con otros medicamentos. No obstante, los expertos siguen trabajando para demostrar que el CBD ofrece numerosos beneficios para la salud y que es la opción ideal para el tratamiento de un gran número de problemas de salud.

Diferencias entre el THC y el CBD

Muchas personas desconocen cuál es la diferencia entre el CBD y el THC. Sin embargo, conocer cuál es la diferencia principal es importante, ya que es la única forma de entender por qué el CBD es una alternativa mucho más adecuada que el THC.

Como ya hemos mencionado, a diferencia del THC, el CBD no te droga. Es más, presenta efectos positivos relativos al estado de alteración del cerebro que permiten mejorar numerosos trastornos de salud. De hecho, se ha descubierto que el uso de CBD puro, sin las cepas de THC, produce únicamente los efectos positivos propios del CBD.

¿De dónde se extrae el CBD?

El CBD se puede extraer de diferentes variedades de plantas de cannabis. Sin embargo, se encuentra más comúnmente presente en la planta del cáñamo. El cannabis contiene más de 85 compuestos químicos categorizados como cannabinoides; el CBD es solo uno de estos compuestos. De hecho, se trata del segundo cannabinoide con mayor presencia en el cáñamo y representa un 40 % de los extractos.

Aun así, se han planteado una serie de problemas relacionados con el CBD. El principal es que la concentración de THC en el cáñamo es mayor que la del CBD, por lo que el THC puede contaminar el CBD puro, dando lugar a los problemáticos efectos psicoactivos.

Sin duda existen técnicas que permiten separar ambos compuestos. Sin embargo, aún existen bastantes estigmas al respecto en el mercado. Esto se suma a la falta de información que hace que la gente acabe comprando, por error, THC en lugar de CBD. Estos errores se deben en general a que los consumidores se confunden con los términos que se emplean en estos contextos. Por este motivo, para nosotros es de vital importancia informar a la gente para que les sea más fácil comprender adecuadamente la diferencia entre los dos compuestos.

Fumar cáñamo que contenga CBD con algunas trazas de THC no te droga, por lo que no hay nada de qué preocuparse. Además, el aceite de CBD (la forma más pura de CBD) se puede adquirir en el mercado. De hecho, este aceite es tan puro que no tiene ninguna traza de THC.

Por regla general, los profesionales del sector se reservan CBD en aceite para mezclarlo con otros extractos cuando lo necesitan. En los últimos tiempos, la demanda de CBD ha aumentado. En consecuencia, los agricultores y los productores se afanan en dar con nuevas cepas genéticas de CBD que permitan producir de forma natural cultivos de CBD puro, sin ninguna traza de THC. A día de hoy, no han sido capaces de producirla. No obstante, se ha observado que, aunque no se elimine la presencia del THC por completo, la proporción de THC/CBD es diferente: actualmente, las plantas presentan una mayor concentración de CBD, facilitando en gran medida el proceso de extracción.

Ausencia de efectos psicoactivos del CBD

Una de las particularidades principales y exclusivas del CBD con respecto al resto de compuestos similares es la ausencia de efectos psicoactivos, o lo que es lo mismo, el cannabidiol no te droga. El THC es un cannabinoide conocido por producir una sensación de euforia muy intensa. Por lo que, a ese respecto, y a diferencia del THC, el CBD o cannabidiol es seguro.

La conclusión final es que el consumo de CBD no te «coloca». De hecho, es la propiedad más esencial del CBD, tanto desde el punto de vista terapéutico como legal.

Legalización del CBD en el mundo

Dado que el CBD no tiene efectos psicoactivos, los elementos que contengan este cannabinoide pueden sortear las prohibiciones legales impuestas sobre la marihuana. De hecho, la sustancia ilegal sería el THC, ya que esta sí que te droga. Es más, en las pruebas médicas, lo que se analiza es la presencia de THC en el organismo, no de cannabis. Por eso, si consumes marihuana sin THC, también conocida como cáñamo, no estarás cometiendo un delito. Además, los mecanismos legales relativos al cáñamo son distintos a las restricciones impuestas al cannabis.

Lo cierto es que aquellos gobiernos que no han despenalizado el uso de la marihuana con fines médicos disponen al menos de alguna ley que permite a las personas consumir artículos con CBD o con una baja concentración de THC dadas sus propiedades reconstituyentes y por los beneficios que reporta a la salud. La mayoría de ocasiones, este hecho implica que el cannabidiol se extraiga del cáñamo, en lugar del cannabis.

Por otro lado, se puede encontrar y adquirir fácilmente el cannabidiol en aquellas jurisdicciones con programas legales de marihuana medicinal.

La planta entera frente a las cepas de CBD

Una partícula única de CBD tiene menos potencia reconstituyente que la planta entera con CBD. A este respecto, se han llevado a cabo estudios que muestran que partículas únicas sintetizadas de CBD presentan un margen de adecuación muy limitado. Además, su viabilidad exige una precisión extrema. Por su parte, las dietas de suplementos nutricionales ricos en CBD de plantas enteras han demostrado ser efectivas en algunas personas.

De hecho, las partículas únicas de CBD requieren cannabinoides opcionales, junto con otras combinaciones reconstituyentes presentes en cepas de cannabis de alto grado. Estas combinaciones tanto con THC como con CBD se utilizan para aumentar su capacidad reconstituyente. Aunque numerosas combinaciones de cáñamo presentan rasgos reconstituyentes, los beneficios de la planta de cáñamo entera son más notables que los de sus partes. Para que se entienda mejor, digamos que el CBD no es solo CBD, sino que hay otros muchos cristales de CBD procedentes de plantas. Sí que es la variante más pura de CBD en el mercado, ya que no se han identificado efectos secundarios. En general, se recomienda preferiblemente el uso de CBD en aceite o en cristales, puesto que contribuye a producir más beneficios de los que puedes imaginar.

Usos del CBD

Las múltiples ventajas del CBD son motivo suficiente para incorporar este elemento en tu rutina diaria. A continuación, incluimos algunas recomendaciones para tomar el CBD:

Sarah’s Blessing es una empresa participada y operada por:
Spring Life Ltd.
3rd Floor 86-90 Paul Street, London
England, EC2A 4NE

ATENCIÓN AL CLIENTE

  • sales@sarahsblessing-es.com
  • DE 8.00 A 17.00 H. (CET)

Copyright © . Todos los derechos reservados.